miércoles, enero 03, 2007

Historias verdaderas

España.

Ella se disponía a salir de casa, se encontraba absolutamente sola. Hacia rato que todos se habían ido. Abrió la puerta para llamar el ascensor, pero como no le gusta quedarse sola en el rellano decide esperar dentro de casa...

Pulsó el botón durante unos pocos segundos. Al darse la vuelta para esperar dentro, fijó su vista en el salón que se podía ver claramente desde donde se encontraba. Allí, una niña pequeña vestida de época le hacia gestos con la mano, luego cruzó hacia el otro lado de la puerta y el extraño ser desapareció...

"No olvidéis volver la vista cuando dejéis la casa sola... quizá haya alguien más"

3 comentarios:

Is dijo...

Me cago. Gracias por aumentar mis paranoias. Sabes que volveré la vista atrás con más miedo que vergüenza

Anónimo dijo...

Ers un kabronazo, lo d la puerta del ascensor mola, jajajaja. Está bien tu blog, m ha gustado kon las serendipias y eso. M has kaido bien, si kiers estaremos en contacto puesto q yo no tngo blog. soy un deskonocido d 28años. awitagatos@hotmail.com

iakamine dijo...

Estoy sola en casaaaaaaaa.

Lo que da más miedo siempre son los niños en las historias, bufff