lunes, noviembre 12, 2007

Toni on the road: Rute

Sostenía varias cajas de dulces cuando el visor de la cámara me mostró la belleza de esa gran masa de tierra que tenemos bajo los pies. Mientras giraba el objetivo, conteniendo la respiración, el mundo me permitió robarle un pequeño trozo de su alma. Y yo, en mi egoísmo, que es atroz porque es humano, quise robarle el alma entera. Y cuando pensé tenerla entre mis manos vi que alguien había sido mas rápido que yo...

Qué pequeños nos hace sentir y cuanto mal le causamos... Al final decidí hacerle una foto de recuerdo para que no olvidar nunca que existió un día en el que los pájaros volaban, el sol brillaba y yo soñaba... como casi todos los días.

4 comentarios:

Cucho L.Capilla dijo...

Buena foto y maravilloso texto.

el mono dorado dijo...

bonita foto, ¿cual era tu sueño?

Toni dijo...

Mejor preguntar que es lo que NO sueño jajaja. Ya sabes que los soñadores somos gente sin remedio.

Faboo dijo...

me gusta el naranja :D